La Universidad de Zaragoza refuerza su sistema eléctrico y suministro de energía en laboratorios

En el estado de alarma que vive España actualmente por la crisis del coronavirus, hay servicios indispensables. Los centros sanitarios, centros de investigación u hospitales de campaña, entre otros, han tenido que reforzar su suministro de energía para evitar incidencias o falta de suministro. Para apoyar a estos centros,

Sorilux sigue operando y ofreciendo grupos electrógenos para dar servicio a estos sectores tan necesarios.
Recientemente se han instalado grupos electrógenos en el edificio I+D de la Universidad de Zaragoza, concretamente en el (I3A) junto a unos SAIs para dar servicio ininterrumpidamente en caso de fallo de red a los equipos de precisión instalados. Los equipos han sido instalados por la empresa de ingeniería COBRA.

El edificio se divide en 3 grandes zonas, cada una de las cuales tiene alimentación tanto de red como de grupo y SAI. Lo más representativo a alimentar es el centro de supercomputación de Aragón aunque también se han alimentado microscopios de alta precisión, cámaras de conservación de muestras humanas etc.

El Centro de Supercomputación de Aragón (CESAR), que está distribuido en dos sedes físicas, engloba un conjunto de laboratorios, infraestructuras y servicios avanzados en los ámbitos de la Supercomputación de Altas prestaciones, la Computación en la Nube y también de la ciencia ciudadana y la visualización avanzada, especialmente indicados para aplicaciones en el campo de la investigación.

El Instituto de Investigación Universitario de la Universidad de Zaragoza (IA3) al igual que otros centros de investigación de Aragón ha reorientado su trabajo para hacer frente a la pandemia. Investigadores y técnicos, a quienes se ha permitido utilizar infraestructuras, equipos y laboratorios de la Universidad han puesto en marcha estudios y ensayos frente al Covid-19.

Debido a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, Sorilux está siguiendo un protocolo de prevención y rigurosas medidas de seguridad. Todas las máquinas han sido limpiadas e higienizadas en profundidad, empleando productos especiales de desinfección y prestando especial atención a las zonas de mayor contacto con las manos.